amasa

David Escalona amasa su exposición ‘Pan’ para la Galería Isabel Hurley

El artista malagueño presentará en septiembre un proyecto sobre la metamorfosis que combina escultura, fotografía y vídeo
19.08.11 - 02:12 - ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Algunos dolores se prolongan durante tanto tiempo en el cuerpo que se quedan a vivir en la mente. Ahí se transforman, se mueven, se adormecen con suerte, aunque nunca se van del todo. Y quizá el contacto demasiado prematuro con el dolor llevó a David Escalona por el camino de la Medicina. Un sendero que al poco cambió por el arte. O, más que cambiarlo, lo mezcló. Porque a menudo entiende sus obras como «células en metamorfosis y crecimiento». Y así, compone «un juego de espejos donde conceptos tales como fragilidad, memoria, dolor, incapacidad o animalidad, los impregna».

Habla David Escalona (Málaga, 1981) de su nuevo proyecto, ‘Pan’, articulado mediante esculturas, fotografías, vídeos y dibujos y que presentará el mes que viene en la Galería Isabel Hurley de la capital: «He querido centrarme de una forma más concreta en un tema que de gran calado en mi persona, en mi obra; esto es, el obrador de pan familiar que fue un escenario o ámbito de deseos y miedos, donde comencé experimentado con la materia ya de niño. Y es en el ámbito de juego donde acontece algo estremecedor; esto es, un niño que experimenta cómo una amasadora va destrozando su mano derecha, aquella con la que jugaba a modelar la masa de pan».
Escalona toma como base ese suceso para articular su reflexión sobre la metamorfosis: «Ese concepto está ligado indiscutiblemente, desde la elaboración del pan hasta los cambios que voy viviendo tras las numerosas intervenciones quirúrgicas de reconstrucción de una mano, diagnosticada ‘catastrófica’. Algo relacionado rizomáticamente con aquella caja ‘prohibida’ de gusanos de seda escondida bajo la cama del hospital, la cual me ayudó a comprender secreto de las crisálidas, de mi mano vendada tras cada operación».
La creación y la medicina
El artista malagueño -presente estos días en la muestra colectiva ‘At home’ de la Galería Fúcares-Almagro-recuerda en este punto sus años de estudiante de Medicina, que le ayudan a componer su lenguaje plástico, en el que la mesa del obrador de sus padres se relaciona con la mesa de disecciones anatómicas que conoció en la facultad.
Pero ese ‘Pan’ amasado por David Escalona ofrece más texturas, más sabores. «A su vez ‘Pan’ viene a significar ‘todo’, alimento básico con bastantes connotaciones en nuestra cultura, donde la fermentación parece dotar de cierta vida a la materia, como si de un cuerpo que exuda humores y en continuo cambio se tratara», prosigue el artista malagueño, que también trabaja en sendas exposiciones individuales para las diputaciones de Huelva y Granada.
De regreso al proyecto para la Galería Isabel Hurley, ese Pan de Escalona también alude, como él mismo argumenta, al personaje mitológico ‘nómada’ de gran apetito sexual que formaba parte del cortejo de Dionisio y que mediaba entre lo divino y lo humano. «Pan se manifestaba desde el mundo onírico (de la pesadilla), cuando se inhibían todos los controles éticos de la vigilia y el individuo alcanza la máxima profundidad de comprensión instintiva, por lo que tenía cierta función catártica y, con ello, curativa», establece el artista.
Segunda individual
Con ‘Pan’, Escalona regresa a la cartelera expositiva de la capital, en la que no se ha prodigado demasiado, una situación que contrasta con su carrera ascendente en el panorama nacional. «Es mi segunda individual en Málaga, hace dos años hice una exposición de dibujo en la sala del Archivo Municipal. Más que hijo pródigo me siento con gran responsabilidad, ética y estética suelen ir acompañadas», acota el autor.
Escalona adelanta que ‘Pan’ verá la luz en la Galería Isabel Hurley de la capital y luego se prolongará en la sala Fúcares. ¿Y qué diferencia ‘Pan’ de sus intervenciones anteriores? Responde el artista: «En este proyecto retomo nuevamente la escultura, e introduzco algunas videocraciones para crear instalaciones. Me considero, ante todo, escultor-instalador. Aunque también algo de dibujo también expondré». Serán los ingredientes de ese ‘Pan’ cocido a fuego lento por Escalona.
Información: www.diariosur.es