Polvo de avispas
Proyecto individual para la Fundación ONCE en ARCO
Febrero 2013

Antonio Javier López

“Una banqueta de piano, Unas manos posadas sobre ella. Unas partituras en Brailler. Un dedo con una picadura, quizá de avispa, entre la uña y la carne. Esculturas que funcionan como instalaciones que funcionan como esculturas. Un discurso sutil y a la vez rotundo sobre la incapacidad de percibir, de sentir la imagen de los propios sentidos. Algunas de las claves de “Polvo de avispas”, el proyecto de David Escalona ( Málaga, 1981) ha preparado para el expositor de la Fundación ONCE en ARCO. Una propuesta surgida de la participación de Escalona en la Bienal de la ONCE celebrado el año pasado en Madrid. Allí, un comité del que formaba parte gestores como el director del Museo Reina Sofía Manuel Borja-Villel, el director de Arco Carlos Urroz o el director del CACMálaga Fernando Francés escogió el trabajo de Escalona  para representar a la fundación en Arco. “Se trata de un proyecto diseñado para que cualquier persona con discapacidad pueda acercarse a él. Mantiene, como casi todo mi trabajo, un alto componente autobiográfico con elementos que forman parte de mi historia personal y familiar. Las esculturas se plantean como un work in progres abierto al espectador y a ellas se suma una pieza electroacústica compuesta por mi hermano, Álvaro Domínguez Escalona”, detalla David Escalona, que este año presenta por primera vez su obra en Arco.”

 

Audio polvo de avispas (oir con auriculares)
Compuesto por Alvaro Dominguez Escalona.